Embarazo 2ª parte: CIR, oligoamnios y sustos varios

Si te lo perdiste, aquí puedes ver como fue la primera parte de mi embarazo vomitivo.

En esta segunda parte, voy a contar los sustos (hubieron más pero se haría muy largo) y demás asuntos

¿Fisura de bolsa? ¿Oligoamnios?

Sobre los 6 meses de embarazo, en una revisión, mientras me estaba haciendo la ecografía, la ginecóloga me preguntó si había tenido alguna perdida de líquido, si había mojado la ropa interior y si el flujo que tenía era muy líquido, me pareció una pregunta periódica y le dije que tenía más flujo pero con aspecto de eso mismo, no era demasiado líquido, entonces me dijo que en la eco se veía una disminución de líquido amniótico, que había que controlar.

Pues ya la habíamos liado, como yo no soy nada paranoica, ya no tenía claro si mi flujo era líquido, sólido o gaseoso. Cómo no había convencido mucho a mi gine, propuso hacerme una prueba para ver si había fisura de bolsa y perdía líquido amniótico, si era así, tendría que estar en observación o bien ingresada, así que los minutos previos a la confirmación del test se me hicieron largos. Mi gine me dijo que no tenía demasiada pinta de fisura y me lo hacía por si acaso, pero yo me preocupé un poquito. Minutos después, salió y me dijo que falsa alarma, había salido negativo y uff que alivio. Pero claro ahí no quedaba la cosa, porque claro ese líquido que faltaba ¿dónde estaba? Me dijo que no me preocupara en exceso, que hiciera vida normal aunque con precaución y que vigilara si perdía líquido y que volviera en dos semanas, para ver si los niveles había vuelto a la normalidad.

Esas dos semanas me volví completamente loca, iba cada poco al baño, comprobaba todo fluido, si tenía color, olor, textura. Hubo algún día que el flujo fue “asustante” y ahí decidí comprar una especie de salvaslip que se tiñe de color si hay pérdidas de líquido. Llegó al día siguiente, lo probé y nada, todo normal. Elfuturopadredelacriatura ya no sabía que decirme para que no me preocupara tanto, pero claro si no perdía líquido, podía ser oligoamnios, que es una disminución del líquido amniótico que puede ser señal de algún problema o malformación en el feto o que no sea nada de nada, que es lo más probable.

Pasaron las dos semanas que me parecieron meses y nada más entrar a la consulta, la gine me preguntó que como estaba y le dije nerviosa y me dijo que porqué, si el líquido que faltaba era una nimiedad que no me preocupara, entonces para que me preocupó ella tanto, que no veas que caras puso ese día. Total, que me hacen la eco y ahí estaba mi pequeña buceadora, nadando en la totalidad amniótica, vamos que no faltaba ni una “gotica”. Así que tantas paranoias para nada, MENOS MAL.

CIR (crecimiento intrauterino retardado)

En la semana 32 tocó ecografía de nuevo en la SS y como ya me habían ido diciendo, SuperFety era pequeña, no en exceso pero tenía bajo peso  y tamaño para la semana en la que estaba. Me decían que estaba sanísima, cosa que deduje por las megapatadas que me daba, pero que no crecía lo suficiente. En esa eco, vieron que era necesario hacer controles periódicos y me dijeron que tendría que volver cada dos semanas para seguir controlando el peso y tamaño, pero que no me preocupara. Otra vez igual, como no me voy a preocupar si es mi hija la que no crece.

En una revisión con la matrona, le comenté el asunto y me dijo que comiera más proteínas y que reposara después de cada comida sobre el lado izquierdo, para que le llegaran todos los nutrientes a SuperFety y así hice, cuando no vomitaba, reposaba, fue la mejor excusa para echarme unas buenas siestas en el sofá con la serie de turno de fondo.

Dos semanas después, en el siguiente control, me dijeron lo mismo, que SuperFety había engordado muy poco (pesaba entre 1.900 – 2.100) y crecido menos aún, así que en dos semanas me tocaba ir al hospital para control más exhaustivo.

En la revisión hospitalaria dos semanas después, el peso era de 2.200 (me dijeron que sería aún menos) a las 37 semanas y el tamaño no había variado nada, que estaba estancada y tenía peso y tamaño de 2 a 3 semanas menos. La ginecóloga me dijo que volviera en dos semanas y luego me pasó a monitores para ver que tal. Una media hora después, volví a consulta y me dijo algo que me dio la risa floja.

– He pensado que como estás de 37 semanas y el feto se ha quedado estancado desde hace dos semanas es mejor que esté fuera creciendo que dentro pasando hambre, así que en dos días te haremos una inducción.

Me pilló de sopetón y menos mal que estaba sentada, me dio la risa floja, tenía ganas de parir, quería tenerla en brazos, pero no quería una inducción y menos con tan poca antelación. Accedí porque pensé que era lo mejor para mi pequeña y lo que vino después será contado en el próximo capítulo, Crónica de un parto inducido.

37 semanas

En cuanto al embarazo, fue movidito, pero lo disfruté al máximo y aunque parezca raro, al poco de parir lo echaba de menos, pero nada supera tener a tu bebé en brazos.

 

¿Te ha gustado? Tu opinión me interesa
¿Me dejas un comentario?

Este post ha sido archivado en EmbarazoSuperBaby.

4 comentarios

  1. mamá puede says:

    Vamos que has tenido un embarazo idílico..
    Deseando leer si al final hubo parto inducido

    1. Tatiana says:

      Sí, he tenido el embarazo que toda mujer desearía tener, jajaja. En el fondo no fue tan malo, si mi estómago se hubiera comportado, hubiera sido bastante normalito.

  2. Una mamá muy feliz says:

    Joder que sustooooooooooo!!!! vaya embarazo…
    Nada más leer parto inducido se me han saltado dos lagrimones del recuerdo…ayyyyyyyy

    Oye y esos salvaslip??? no los conocía, a mi me hubieran sacado de dudas yo si tuve fisura y me lo tomé con demasiada calma, menos mal que fue al final y parí.

    Besos deseando de leer el parto.

    1. Tatiana says:

      Sí con leer parto inducido te saltaron lagrimones, no leas los posts siguientes 🙂

      Los salvaslips, los descubrí a través de un foro que hablaban de ellos y por pura paranoia, los pedí en una tienda online.
      Pues vaya susto tu también, al menos fue al final, que es menos problemático.

      Besote.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *